En defensa de la chica de Capezzio: ¿Quiénes son realmente los vulgares?

Juan E. Flores Mateos

El video ya casi todos los conocemos: Un chico de torso desnudo, en bóxer, espera en medio de la pista mientras la música suena. Juan Santiago, el presentador, hace un aviso: La vieja que le agarre los huevos y les dé un beso, le regalo un pomo. Juan Santiago le dice que se quite el calzón pero el chico se niega. Juan Santiago, cambia de opinión y vuelve hablar: La vieja que le venga a parar la verga, le doy un pomo.

No pasan muchos segundos cuando Juan Santiago se da cuenta que alguien ya se animó: Una chica de blusa negra, pantalón blanco, cabello tintado de rubio. Juan Santiago la trae de la mano, con sentimiento parternal, mientras la chica sonríe, luce despreocupada. Vuelve a sonar la música y los dos chicos bailan. La chica le mete la mano y Juan Santiago dice que no le baje el bóxer, que así. Luego Juan Santiago sentencia: Párasela, con la mano, con la boca, con lo que sea.

Para sorpresa de todos, la chica se agacha y comienza hacer la felación.

Todo mundo en el lugar grita y se estremece. Juan Santiago y su staff, entre otros, se ríen, están sorprendidos y sueltan ese famoso ¡No mames! acompañado de ese típico movimiento de mano en el que el dedo índice pega entre el pulgar y el anular cuando se juntan y un sonido parecido al de un tronar de dedos sale de ahí.

Eso es Capezzio, dice Juan Santiago y luego pide un escándalo.

Como ya sabemos, Capezzio Disco es uno de esos lugares denominados antros, un centro de diversión para adultos y famoso en el puerto de Veracruz porque cada sábado y domingo, hay un show que antecede y precede a la música de reguetón más popular que suena en el lugar.

En el show pasa de todo: jóvenes que se pelean a cachetadas por una caguama, o que soportan varias de distintas mujeres para ganarse una Caribe Cooler, mujeres que pasan a bailar por una cerveza o incluso las que se desnudan por un pomo. Todo depende lo que el público pida esa noche.

Pero esto no es nuevo, ese show existe desde hace 35 años y ha ido subiendo de tono conforme a lo que el público pide; además si Capezzio existe desde hace 35 años es porque la gente lo encuentra divertido, y porque además funciona en el sistema económico, y porque además funciona en relación a nuestras costumbres.

Hace poco Juan Santiago en una entrevista admitió que Capezzio ‘era un lugar donde la gente se quiere soltar el chongo’ y al cual acude de todo, desde artistas de televisión, lo que nuestro país de castas llama la gente común y corriente, transexuales –algo raro en los centros de diversión de Veracruz, pues los discriminan a menudo- hasta políticos, por sólo decir algunos.

Juan Santiago explicó que Capezzio había surgido por la urgencia de que a mucha clase media y clase baja porteña no la dejaban pasar a otros centros de diversión en el puerto porque ‘eran morenos’, ‘se veían mal’ o ‘no tenían dinero’.

Recordemos que en el puerto de Veracruz, desde tiempos coloniales, se considera la apariencia como un factor determinante para que las relaciones sociales se den.

Sin embargo, aunque a Capezzio acuden chicos con buenas posibilidades económicas, en realidad acuden, en su mayoría, jóvenes pertenecientes a las clases socioeconómicas menos privilegiadas: esos mismos que sólo importan en los medios cuando son asesinados o cuando roban. Los mismos cuando se les ve en la calle y se les asocia, por su mera apariencia, con delincuentes.

Es decir, Capezzio significa un centro de divertimiento para esta población vulnerable, de jóvenes quienes históricamente han sido discriminados en el país, y que además, debido a que la movilidad social está detenida en México desde finales de los ochentas, también se encuentran con pocos o nulos accesos a otros espacios de divertimiento o recreación, educación, desarrollo.

Por eso es que a Capezzio, también, en nuestro imaginario social porteño, clasista, se le ubica o se le asocia con ‘ gente corriente’, ‘vulgar’. Pero hacer esos juicios no ayuda a entenderlo, que es el primer paso para resolver un problema.

Si digo esto es porque el vídeo corrió como pólvora en redes y los comentarios fueron determinantes en un sentido de reprobación moral que no sólo no ayuda a entenderlo, sino que refleja el ánimo conservador que predomina en la ciudad.

“No tiene dignidad”, “qué chica tan vulgar”, “puta”, “¿dónde están los padres?” fueron las expresiones más comunes en relación a ello. Yo creo lo contrario: La chica entró en un juego en un espacio privado y luego fue expuesta en redes sociales, eso no significa que deje de tener dignidad pues la dignidad es un derecho humano con el que se nace, además que la chica no es ninguna puta, y aunque lo fuese por supuesto que tiene derecho a que se le respete su integridad.

La pregunta es: ¿Qué es lo que nos alarma de la sexualidad expuesta públicamente de dos chicos? ¿Y de una sociedad que se burla de eso y además lo encuentra vulgar, corriente?

Yo creo que la chica es sólo una víctima más de un sistema que nos hace creer que eso resulta divertido, es decir, que una chica encuentre necesario hacer una felación para ganarse un pomo que quizás no puede adquirir por sus propios medios económicos.

Ya el tema llegó a la esfera política municipal, el director de comercio Pedro Morando Gutiérrez dijo desconocer el caso pero que se informaría para sancionar al antro. Mucha gente ha pedido que la solución es cerrar Capezzio, bastante desproporcionado porque no es en la prohibición donde reside la solución sino en la educación. Además dudo que pase, pues todos sabemos que las mafias operan en estos lugares, solapados por funcionarios sometidos a ‘plata’ o ‘plomo’.

Además si cerraran Capezzio desde esa perspectiva entonces tendrían que cerrar todos los table dance, prohibir a las cerveceras hacer sus concursos en Carnaval o prohibir las orgías, que al estilo de aquella película de Kubrick, se libran en El Conchal donde grupos de personas con poder político y económico, ‘la gente bien’, realizan a escondidas de las buenas costumbres y los buenos valores.

Además creo que si realmente nos importaran los jóvenes, como se pregona en casi todos los medios de comunicación que han tratado la noticia con espanto moral, tomaríamos en consideración otras cosas.

Por ejemplo, pensemos en la chica, en la sociedad machista que somos y en los problemas que va a tener que lidiar de ahora en adelante.

No faltará aquel que la reconozca en la calle y no sólo quiera acosarla: sino que la obligue hacerle lo mismo pues porque ‘puta’.

Y entonces si la chica termina en un baldío, como han terminado miles de mujeres en este país, entonces no nos alarmaremos de igual manera:

Se justificará de la misma manera en que se ha venido justificando siempre cuando agreden a una mujer en México porque se pone falda o un escote, o cuando la asesinan, pues porque puta o porque ella se lo buscó.

Y eso verdaderamente sí es una reverenda mamada.

12006118_495488140620417_7614779739241438442_n

Anuncios
Categorías Sin categoría

3 comentarios en “En defensa de la chica de Capezzio: ¿Quiénes son realmente los vulgares?

  1. Tiene ud.mucha razón en su comunicado, y sin el afán de ser moralista, me atrevo a comentar mi pensar, aquí el problema radica en los muy jóvenes que pudieran estar yendo a ese lugar, y ser invitados a esas cosas, principalmente la promiscuidad, las enfermedades que cuando son contagiadas resultan irreversibles, si el dueño tiene anunciado al público los eventos que organiza dentro, pues es responsabilidad de los padres dejarlos ir al lugar, pero si no pues resulta un abuso, porque me aseguró que los adultos difícilmente pasan a concursar, pero saben que se divertirán con los más tontitos, y por la parte social que el dueño defiende me da la impresión que de ese círculo es del que se ha aprovechado para el éxito de su antro. Humilde percepción y comentario

  2. De igual manera estoy deacuerdo en parte de lo que dice, pero tambien debemos de ver que a nadie se le obliga hacer algo que no quiera se proponen los concursos y cada ser humano es libre de participar o no.. y creo realmente que estan tomando medidas exajeradas po un video cuando realmente sabemos que en gran mayoria de los antros se hace ese tipo de praticas y para no irnos muy lejos que pasa en carnaval en los antros gay en los table dance pero como no hay video donde se exibe no hacen nada y siguen operando como si nada y hasta clandestinamente el gobierno solo quiere joder y lo logro por medio de un video por que mejor no se pone a mejorar nuestras calles y todad aquellas cosas publicas que si evidenciamos y hacen caso omiso…
    SORRY SI LASTIMO LA INTEGRIDAD DE ALGUNAS PERSONAS PERO ESTOY DEACUERDO QUE LO QUE ESTAN HACIENDO ES UN REVERENDA MAMADA.

  3. Este artículo dice mucha verdad. Yo no me.considera de la clase alta ni de la baja,si eh ido a kapezzio varias veces,y cuando el.show comienza se deja ver cada cosa.
    Este video es el primero que alguien quizás con.maldad,quizás no,subió a la red. Pero cuantas y cuantos no han.subido a hacer sus espectáculos,quizás ella no es la primera que haga sexo oral.
    La gente se espanta xq hace sexo oral,díganme quien no ah hecho o no le han.hecho sexo oral.
    Simplemente que ahora quemaron. A una chica que bien.lo dice arriba subió a ganarse un pomo,un pomo que quizás no puede comprar.
    Pero como también.lo dice hablando del machismo esa chica ahora es vista como una “puta” . que bien.lo es citado en.el artículo recogemos que no aparezca muerta y violada…a como están los tiempos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close